Se trató de una visita al tramo norte de la Vía Navegable Troncal, donde se repasó el estado de la infraestructura y las obras de mantenimiento.

La Cancillería y la Administración General de Puertos coordinaron la recorrida que realizaron representantes de la Argentina, Brasil, Bolivia y Paraguay, por la zona norte de la Vía Navegable Troncal de la Hidrovía, donde se repasó el estado de la infraestructura y las obras de mantenimiento que garantizan una navegación más eficiente y segura.

Se trata del inicio de un chequeo técnico exhaustivo que llevarán adelante equipos de todos los países participantes de la Comisión Intergubernamental de la Hidrovía (CIH), de la que también forma parte Uruguay, como parte de la discusión sobre la infraestructura y servicios prestados en la Vía Navegable Troncal y los costos asociados que determinan el monto del peaje percibido por dichas tareas, informó esta tarde el Palacio San Martín mediante un comunicado.

Antes de la navegación técnica, las delegaciones se reunieron con el jefe de Gabinete de Ministros, Agustín Rossi, quien calificó a la iniciativa como «el medio más adecuado para la resolución de controversias entre países hermanos».

Rossi sostuvo que «la vía navegable troncal es de importancia estratégica no solo para Argentina sino para nuestros países vecinos, y su correcta navegación y aprovechamiento exige muchas veces diálogo sobre las diferentes miradas y situaciones».

La cabecera de la visita fue la ciudad de Corrientes, donde los representantes de los cinco países que conforman la CIH desarrollaron sus tareas «para acceder a una mesa de diálogo que nos permita encontrar puntos comunes y resolver todas las situaciones en beneficio de todos los países», completó Rossi.

Encabezaron las actividades el subsecretario de Asuntos de América Latina, Gabriel Fuks, el interventor de la Administración General de Puertos, José Beni, y Alejandro Echevarne, director Nacional de Puertos y Vías Navegables del Ministerio de Transporte.

Fuks explicó que «la Argentina está aportando la información que le ha sido requerida y esperemos que en el corto plazo podamos llegar a un acuerdo mucho más explícito».

El funcionario señaló que «no puede dejarse de lado el esfuerzo enorme que ha hecho la Argentina por aportar la información y el volumen necesario para que el debate se desarrolle sobre bases certeras».

Beni, por su parte, aseguró que «la recorrida con funcionarios y delegaciones diplomáticas de la región permite conocer y mostrar los trabajos que se hacen en la zona de Corrientes, y el puente que la une con Chaco», y agregó que las tareas continuarán «con una verificación todavía más técnica de todo el tramo Confluencia-Santa Fe».

Domingo Peppo, embajador argentino en Paraguay, destacó la importancia de hacer el recorrido ya que «una cosa es tratar los temas en un salón y otra cosa ver ‘in situ’ la situación real de lo que pasa en el río y las acciones que ha llevado adelante la Argentina».

Por su parte, Mauricio Fávero, jefe de la delegación brasileña, señaló: «Creemos que la Hidrovía será lo que los países queremos que la Hidrovía sea y Brasil apoya que podamos tener una visión más ambiciosa en términos de hacer de ella una vía de tráfico y tránsito internacional importante para mercaderías; y en ese sentido hay un potencial enorme«.

A su turno, el representante de Paraguay, Luis Carlos García, subrayó que «participar de este ejercicio de navegación permite revisar las condiciones de navegabilidad del tramo que está siendo objeto de controversias respecto a la aplicación de un nuevo peaje».

«Esperamos que a partir de estos nuevos insumos este grupo de expertos pueda informar al comité de la Hidrovía», completó García.

También se refirió a la recorrida el jefe de la delegación de Bolivia, Raúl Gilmar Cortez Laura, quien agradeció «haber concretado esta navegación y poder alcanzar alguna alternativa de solución. Espero que durante la próxima reunión técnica se puedan concretar mayores avances».

Fuente: Télam