Se realizó un hackathon sobre ciberseguridad e Inteligencia Artificial, donde participaron más de 250 personas entre estudiantes y profesionales vinculados a la tecnología.Fue organizado por el Gobierno de Córdoba junto a la UNC, las instituciones que conforman el Nodo de Inteligencia Artificial y el CSIRT Córdoba. Todas las propuestas elaboradas quedarán en el repositorio del centro de respuesta y alerta temprana de Seguridad informática de la Provincia.

En el marco del Día del Internet, CSIRT Córdoba junto al Ministerio de Ciencia y Tecnología y la Universidad Nacional de Córdoba, organizaron un Hackathon destinado a encontrar soluciones innovadoras a problemas de ciberseguridad, utilizando modelos de Inteligencia Artificial.

Durante la jornada desarrollada en el Pabellón Argentina de la Ciudad Universitaria de la UNC, los participantes generaron ideas y soluciones innovadoras a los principales desafíos que plantea la ciberseguridad, desde alternativas que brinda la inteligencia artificial. Participaron más de 250 personas, entre estudiantes universitarios, de las escuelas técnicas y ProA de la Provincia, junto a profesionales con capacidad técnica y de otras disciplinas.

Los equipos presentaron sus propuestas, en una maratón de pitchs ante el Ministro de Ciencia y Tecnología, Pablo De Chiara, representantes de empresas tecnológicas e integrantes de CSIRT Córdoba.

Al cierre del evento, el ministro de Ciencia y Tecnología, Pablo De Chiara, señaló: “En esta jornada la invitación fue a desarrollar una experiencia colectiva para aprender, investigar y generar productos de ciberseguridad. Nos vamos con una satisfacción muy grande, por la participación y el trabajo que realizaron. A partir de estas iniciativas es como seguiremos construyendo una Córdoba enfocada en el conocimiento y en nuestros talentos”.

Las propuestas

Luego de ocho horas de trabajo, creatividad, interacción y conocimientos se concluyeron 30 trabajos destinados a resolver un problema de seguridad informática actual, a través de la utilización de Inteligencia Artificial.

Partieron de desafíos orientativos, para procurar la detección de intentos de intrusión en tiempo real, análisis forense de mensajes cifrados, la generación de informes automatizados de vulnerabilidades, detección de ataques de ingeniería social, generación de contraseñas seguras y filtrado de contenido malicioso, entre otros.

En las presentaciones uno de los equipos explicó como diseñó esquemas de prevención y defensa ante el riesgo que presentan los USB Rubber Ducky (dispositivos equivalentes a un pendrive modificado que, al ingresar a una computadora, se pueden copiar y pegar altos volúmenes de archivos a gran velocidad).

Otro grupo planteó la posibilidad de crear un programa que permita “entrenar” una IA para reconocer patrones enfocados en los sentimientos de los usuarios en sus redes sociales. La idea es que interprete su estado y lo ayude a alcanzar su bienestar general, brindando asistencia ante una situación emocional problemática o reportando conductas agresivas.

Además, se presentó una propuesta para tratar la problemática del Phishing (robo de información ingresando por un correo electrónico). Crearán un programa que se conectará con un correo electrónico sospechoso, accederá a Python y desarrollan una función que permita entrar a la base de datos del mismo. El programa de Python consultará a la IA de Chat GPT y responderá a este confirmando la confiabilidad del mensaje. Si el Mail es dudoso, el programa enviará una advertencia al usuario.

Otra propuesta, fue el desarrollo de un software que detecta posibles ataques y alerta a los usuarios, utilizando técnicas de aprendizaje automático para entrenar a modelos de Procesamiento del Lenguaje Natural. Este programa previene estafas, phishing, suplantación de identidad o robos de información. La modalidad es ingresando textos que el usuario cree peligroso o permitiendo el escaneo de sus redes sociales o whatsapp.