El oficialismo tendrá el número necesario para sesionar en la Cámara Alta sin la necesidad de Juntos por el Cambio. Qué proyectos podrán tratarse.

El interbloque del Frente de Todos podrá avanzar, a partir de esta semana, con el tratamiento en sesiones extraordinarias de al menos cuatro proyectos de ley que ya tienen dictamen en el Senado, ya que tendrá el apoyo suficiente como para lograr el quórum sin depender de Juntos por el Cambio.

No obstante, el oficialismo esperará unos días más para ampliar la lista de asuntos que podrían entrar en un próximo plan de labor parlamentaria, con el dictamen de otras dos iniciativas que aún restan ser debatidas en las comisiones.

El interbloque del FDT tienen quórum propio al sumar, a sus 35 integrantes, los tres aliados de partidos provinciales como el Frente Renovador de la Concordia de Misiones, Juntos Somos Río Negro y el riojano Hay Futuro Argentina.

Al contrario, desde JxC subrayaron que el espacio no se sumará al tratamiento de ningún proyecto mientras el Gobierno nacional insista con el proceso de juicio político a los cuatro integrantes de la Corte Suprema de Justicia, un expediente que iniciará en la Cámara de Diputados en los próximos días.

Una vez que comiencen las sesiones extraordinarias, que el Poder Ejecutivo convocó entre el lunes 23 de enero y el martes 28 de febrero, el Senado estará en condiciones de avanzar con el tratamiento de los temas incluidos en el temario difundido oficialmente hace una semana.

De los 27 asuntos que el Gobierno de Alberto Fernández incluyó en el llamado, solo ocho están en la Cámara Alta, aunque algunos de los temas mencionados en la convocatoria aún no se convirtieron ni siquiera en proyectos de ley.

En paralelo, el oficialismo avanza con una estrategia similar en la Cámara de Diputados, ya que negocia allí para conseguir el quórum sin JxC y con al apoyo de los partidos provinciales, el peronismo no kirchnerista y el socialismo.

Los temas a tratar en el Senado durante las sesiones extraordinarias

Entre los temas que ya tienen dictamen figuran el proyecto de Alcoholemia Cero para conducir vehículos; la Ley de Fomento para la Innovación Tecnológica; ambos sancionados en Diputados; y un proyecto enviado por el Poder Ejecutivo para modificar la Ley de Ejecución de la Pena Privativa de la Libertad.

Otros temas que están en el Senado pero aún no tienen dictamen son el que modifica el Sistema Nacional de Residencias Médicas, enviado por el Poder Ejecutivo; el permiso para que el Presidente salga al exterior por viajes protocolares; varios acuerdos para designar jueces y fiscales; y la creación del Área Marina Protegida Bentónica “Agujero Azul”, que ya fue aprobado en Diputados.

En cambio, el Frente de Todos afronta un muy complicado tratamiento de la designación del procurador General de la Nación propuesto por Alberto Fernández, Daniel Rafecas, en reemplazo del actual procurador interino, Eduardo Casal, ya que para eso requiere de los votos de dos tercios de los legisladores presentes, por lo que le será imposible si Juntos por el Cambio decide bajar al recinto para impedirlo, tal como anticipó la coalición opositora.

Con información de Télam