A través de la Resolución 144/2022 publicada en el Boletín Oficial, la Secretaría de Comercio confirmó que habrá una nueva prórroga. Se sumarán nuevos productos, cuáles son las novedades de la nueva etapa del programa de fomento al consumo.

El Ministerio de Economía confirmó que extenderá hasta el 30 de junio de 2023 la vigencia del plan Ahora 12 para compra en cuotas con tarjetas de crédito. La novedad es que se suman al programa celulares de producción nacional, que tendrán financiamiento de 3, 6 y hasta 12 cuotas.

La medida se hizo oficial este lunes a través del Boletín Oficial, por medio de la Resolución 144/2022 de la Secretaría de Comercio, que integra el Ministerio de Economía.

Por lo tanto, el Ahora 12 (creado en 2014) tuvo varias prórrogas a través de estos años. Se confirmó entonces que el programa de fomento al consumo interno seguirá vigente hasta el 30 de junio de 2023 en todo el país.

Desde la Secretaría de Comercio, con Matías Tombolini al frente, aseguraron que el programa puede extenderse nuevamente, una vez alcanzada la fecha de finalización actual.

En la Resolución 144/2022, se especifican los nuevos alcances de la extensión del programa, vigente por los próximos 6 meses. Se incorporaron al plan oficial los teléfonos celulares con tecnología 4G, siempre y cuando sean aparatos producidos en el país.

Según lo dispuesto, los consumidores podrán adquirir bienes y servicios con un financiamiento de 3, 6, 12, 18 y 24 cuotas fijas mensuales, que serán ofrecidos por los proveedores y comercios que se encuentren adheridos a dicho Programa.

El límite disponible para las financiaciones en cuotas estará determinado por el tope fijado por la emisora de la tarjeta de crédito con cada uno de sus usuarios.

Las tasas directas del programa se calcularán a partir de la Tasa Nominal Anual equivalente al 85% de la tasa de plazos fijos que establezca el Banco Central para personas humanas, para las imposiciones a 30 días, de hasta $10 millones.

Para cada modalidad del programa la tasa directa se calculará dividiendo la sumatoria de los intereses devengados en cada cuota por el valor del cupón, de acuerdo con la Resolución.

El Poder Ejecutivo justificó la extensión del programa al señalar que resulta necesario “continuar con la implementación de acciones concretas tendientes a seguir fortaleciendo el mercado interno y a ampliar el acceso a bienes y servicios, a través de mecanismos que permitan estimular la demanda mediante el otorgamiento de facilidades de financiamiento”.

Además, destacó que la tasa de financiación prevista “significa un estímulo para el impulso de las ventas de productos fabricados localmente y, por tanto, resulta conveniente tanto para los proveedores y comercios, así como para las y los consumidores”.