Agrupaciones estudiantiles denuncian irregularidades de cara a las elecciones de la Federación Universitaria Argentina (FUA) que se realizarían este sábado 3 de diciembre en la Facultad de Medicina de la UBA. El órgano es la entidad en la que se nuclean todos los centros de estudiantes de universidades públicas del país y sus últimos comicios habían sido en el 2018.

“Nos encontramos con la sorpresa de que el radicalismo, que actualmente tiene en su poder la presidencia de la federación, decidió a través de argumentos arbitrarios impedir que los delegados de alrededor de 90 centros de estudiantes de distintas provincias no voten este fin de semana”, dijo Diego Arellano, presidente de la Federación Universitaria de Avellaneda.

Arellano además hizo hincapié en que “curiosamente con los centros de estudiantes que quieren dar de baja cambiarían el resultado a favor de los radicales para que no pierdan la federación, en lo que sería un hecho histórico después de tantos años con ellos en la conducción”.

La FUA funciona a través de un sistema de representación indirecta en donde cada centro de estudiantes define sus delegados y son estos quienes luego votan eligiendo entre las listas presentadas para dirigir la federación. En circunstancias normales la elección se realiza cada dos años, pero en esta oportunidad la pandemia estiró los plazos.

Lucía Fernández, militante del Movimiento Universitario Evita de la ciudad,  explicó que “el problema comenzó la semana pasada en la reunión de junta ejecutiva de la federación en la que las diferentes agrupaciones que formamos parte nos juntamos a regularizar todo lo vinculado a los delegados que votarían en este próximo congreso de la FUA, cuando la Franja Morada -cuya actual candidata a presidenta es Piera Fernández, de la ciudad de Río Cuarto- impugnó a 88 centros de estudiantes bajo pretexto de que no habían realizado elecciones hacía mucho tiempo y que las elecciones de otros eran muy recientes”.

“Lo cierto es que la pandemia complicó esquemas electorales, además de los de cursado y exámenes en todas las facultades del país, pero si le diéramos validez a lo que dice la Franja Morada la misma federación estaría fuera de toda regla porque hacía más de cuatro años que no teníamos elecciones, es una doble vara con intenciones políticas”, agregó la dirigente estudiantil.

La novedad que iban a traer estas elecciones de la Federación Universitaria Argentina era que por primera vez la totalidad de las agrupaciones universitarias nacionales que apoyan abiertamente al Frente de Todos iban a confluir en una misma lista que sumadas sus representaciones se encaminaba a ganar la federación. La alianza denominada “Frente Malvinas Argentinas” incluía a la Juventud Universitaria Peronista -JUP-, al Movimiento Universitario Evita -MUE-, a La Cámpora y a la CEPA, así como también a otros espacios como La Mella -del Frente Patria Grande-, Auge, el MPE, el Miles y el MUI.

La referente nacional del Movimiento Universitario Evita, Lucia Morini, consideró que los estudiantes universitarios necesitan una federación que esté a la altura de defender sus derechos y de avanzar en las conquistas que estos tiempos nos demandan, la Franja Morada de Juntos por el Cambio tuvo esa oportunidad desde el regreso a la democracia y hoy por hoy la FUA es algo estático, la gente no sabe ni qué es”. Y remató: “Se quieren atornillar a la presidencia proscribiendo centros de estudiantes con maniobras fraudulentas, no vamos a avalar este atropello contra los representantes elegidos por estudiantes de toda la Argentina”.

Los espacios universitarios afectados planean concurrir a la justicia para resolver el conflicto si no hay marcha atrás con la convocatoria del congreso de la federación.

Contactos para notas:

Lucía Morini -referente nacional del Movimiento Universitario Evita- (0341) 153519077

Diego Arellano -presidente de la Federación Universitaria de Avellaneda- (011) 1532424555