En la sesión se avaló el decreto parlamentario 86/22, que designó como consejeros a los oficialistas María Pilatti Vergara, Mariano Recalde y Martín Doñate, y al radical Eduardo Vischi. La oposición no bajó al recinto, en desacuerdo con los nombramientos.

El Senado aprobó este miércoles por unanimidad el decreto de designación de los nuevos representantes del Consejo de la Magistratura para iniciar los mandatos que comienzan la semana próxima, en una sesión en la que la oposición decidió no bajar al recinto, en desacuerdo con los nombramientos.

En la sesión conducida por la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala de Zamora, se avaló el decreto parlamentario 86/22, dado a conocer el martes, que designó como consejeros a los oficialistas María Pilatti Vergara, Mariano Recalde y Martín Doñate y al radical Eduardo Vischi.

En sus discursos los senadores del Frente de Todos (FdT) cuestionaron duramente a la oposición por no asistir al recinto y criticaron a los jueces de la Corte Suprema de Justicia por el fallo del 8 de noviembre último que rechazó la primera designación de Doñate en el Consejo y consideró que le correspondía al senador de PRO Luis Juez.

El máximo tribunal cuestionó la división del bloque del FdT resuelta este año, tras la cual el oficialismo reclamó la representación por la segunda minoría en el Consejo de la Magistratura.

Qué dijeron los oradores
El primer orador del FdT, Adolfo Rodríguez Saá, declaró que “el país soporta embates contra la clase política con argumentos presuntamente republicanos” y advirtió que la Corte “dictó un fallo cambiando la jurisprudencia existente entrometiéndose en la vida de otro poder del Estado”.

Para el senador por San Luis, el máximo tribunal “ignora y viola el espíritu de la Constitución nacional”, ya que el artículo 66 establece que cada Cámara hará su reglamento y el tribunal “no puede invalidar la decisión tomada” por el Senado.

Pablo Yedlin, senador del FdT por Tucumán, cuestionó al bloque de Juntos por el Cambio por no bajar a ocupar sus bancas y en su lugar colocar textos de la Constitución Nacional.

“Es atronador el silencio de la oposición. ¿Dónde está? Acá no estamos para revisar el fallo hacia atrás, estamos proponiendo con la ley que la Corte Suprema quiso, respetando los fallos como senadores republicanos quiénes son los consejeros, con los dos bloques que hemos constituido hace meses”.

Yedlin consideró que a la Corte “le tiene que quedar claro que esta es una decisión del cuerpo de senadores que representamos a nuestros votantes”.

Alberto Weretilnek, de Juntos Somos Río Negro, calificó como “gravísima” la intervención de la Corte en las facultades de los senadores y expresó que el fallo “es violatorio” de su “autonomía” y “limita” la libertad de los legisladores de “organizarse políticamente”.

La presidenta del bloque de Unidad Ciudadana, Juliana Di Tulio, cuestionó en tanto que los jueces de la Corte hayan “aceptado ser nombrados por decreto” por el entonces presidente Mauricio Macri y advirtió que si aceptaron asumir de ese modo están dispuestos a “violar mil veces más” la Constitución.

Para Di Tulio, el presidente de la Corte y titular del Consejo de la Magistratura, Horacio Rosatti, objeta solamente al interbloque del FdT y no a Juntos por el Cambio, que también tiene dividido su interbloque.

“Rosatti necesita un Consejo a medida. Lo que quiere es tener a un señor que se le parece bastante como consejero y ese es el senador Juez. No le vamos a dejar pasar la intromisión, me dan vergüenza por no estar en este recinto dando la discusión”, dijo en alusión al espacio de JxC.

Los nombramientos en el Consejo de la Magistratura fueron rechazados por el interbloque de JxC, cuyas autoridades llamaron a una conferencia de prensa paralela a la sesión, en el Salón de las Provincias, para dar a conocer los fundamentos de su negativa al debate.

Al término del debate sobre el Consejo de la Magistratura, los senadores debatirán la prórroga de impuestos y luego el proyecto de Presupuesto 2023 que ya tiene aprobación de la Cámara de Diputados.