Se trata del Movimiento Nacional Sindical Peronista (MNSP) que, según aseguraron, no pretende “romper ningún frente” sino que procura estar “presente en los debates” y garantizar “un peronismo de trabajadores y trabajadoras”.

Dirigentes de la CGT lanzaron este lunes el Movimiento Nacional Sindical Peronista (MNSP) que, según aseguraron, no pretende “romper ningún frente” sino que procura estar “presente en los debates” y a garantizar “un peronismo de trabajadores y trabajadoras”, incluso con participación parlamentaria, durante un acto por los 77 años del Día de la Lealtad realizado en el estadio cerrado del club Obras Sanitarias, en el barrio porteño de Núñez.

“Decidimos crear un espacio político para estar presentes en cada uno de los debates que necesita la Argentina”, dijo desde el escenario uno de los tres cotitulares de la CGT, Héctor Daer.

En esa línea, el también dirigente del sindicato de Sanidad expresó que el sindicalismo debe “estar presente porque existe un sector que quiere ser Gobiernoque  lantea como única salida” la implementación de una “reforma laboral” con la que se intentará “terminar con la indemnización y con los convenios colectivos”, en referencia a Juntos por el Cambio (JxC).

“Que no se piensen que va a ser con el cuero de los trabajadores y trabajadoras. No lo va a permitir el movimiento obrero organizado, ni tampoco lo va a permitir el peronismo”, remarcó Daer, y agregó que no está interesado en “romper ningún frente”, en alusión al Frente de Todos (FdT).

Daer añadió que “no queremos romper el peronismo, pero sí queremos un peronismo de trabajadores y trabajadoras”.

Por su parte, el secretario general de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), Gerardo Martínez, subrayó que los trabajadores “necesitan estabilidad económica” y que la creación del MNSP es para que existan “diputados y senadores” del movimiento sindical.

“No desconocemos que el Gobierno de Alberto Fernández tuvo la fortaleza de emitir un montón de dinero para dar un protección social y ayudar al sector productivo para que no se destruya”, remarcó sobre las políticas llevadas adelante por el Ejecutivo para paliar la pandemia Pese a eso, Martínez cree que “no alcanza con lo que se hizo”.

“Le decimos al Gobierno y la oposición que traten de encontrar políticas de Estado para que los trabajadores puedan ver una luz de esperanza para el día de mañana”, resaltó el secretario general de Uocra.

Daer y Martínez fueron dos de los seis oradores que desde el escenario del estadio de Obras Sanitarias le hablaron a los 5 mil trabajadores y militantes sindicales presentes, que colmaron el recinto con banderas alusivas a gremios como la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (Uthgra), el Sindicato de Empleados de Comercio (SEC), la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) y la Uocra.

También dio un discurso -que comenzó a las 11.10- el secretario general de UPCN, Andrés Rodríguez.

“El movimiento obrero merece estar sentado en la mesa con otros sectores para definir la Argentina que queremos. No nos pueden dejar al margen”, sostuvo el dirigente gremial de los estatales. Asimismo, destacó que el sindicalismo “merece cargos en el Congreso y la Legislatura” sin que sean designados “por el dedo de nadie”.

“El movimiento obrero es paciente y tolerante, sabe construir sin poner en riesgo. Pero ojo que vengan por nuestros derechos, porque también sabemos hacer tronar el escarmiento”, advirtió Rodríguez.

En el escenario también estuvieron los dirigentes sindicales Carlos Acuña (Estaciones de servicio), Armando Cavalieri (Comercio), Luis Barrionuevo (Gastronómicos), Sergio Romero (Docentes) y Julio Piumato (Judiciales), entre otros.

El primer discurso de la jornada fue del secretario general del sindicato de Obras Sanitarias (Sgbatos), José Luis Lingeri, quien subrayó que “no hay trabajadores sin empresa ni empresa sin trabajadores”. “Debemos volver a la cultura de trabajo para hacer grande al país, hay que crear trabajo registrado y con derechos sociales y de salud”, resaltó Lingeri.

Luego se proyectó un video en el que se repasaron los hechos históricos previos a la llegada al poder de Juan Domingo Perón en 1945, haciendo énfasis en la estrecha relación que mantuvo el expresidente con el movimiento obrero durante sus mandatos.

También hablaron los dirigentes Maia Volcovinsky (Judiciales), Sebastián Maturano (Juventud Sindical) y Sabrina Díaz (Gastronómicos).

Al ingresar al predio, antes de que comience el acto -y en declaraciones a la prensa-, el titular del SEC, Cavalieri, sostuvo que “hoy todos tenemos que ceder algo, todos tenemos que luchar por la democracia y una distribución justa del ingreso. Lo que pagan los trabajadores no lo paga nadie”.

Consultado sobre el aumento del mínimo no imponible para deducir el Impuesto a las Ganancias que anunció el ministro de Economía, Sergio Massa, el dirigente gremial opinó: “Son medidas buenas. Un trabajador que tiene que pagar impuestos de esta característica no puede pagarlo. Estamos en una situación difícil, incluso internacionalmente”.

“Los economistas de otros países no saben cómo un país con tanta gente buena y riqueza no puede salir de donde está”, afirmó.

Y Andrés Rodríguez dijo a Télam que el 17 de octubre “no es solamente un recordatorio nostálgico, es realmente un revivir en la memoria la tan maravillosa gesta, la más importante de la historia, para reclamar la libertad del coronel (Juan) Perón, cuyo liderazgo se mantiene con el tiempo”.

“El 17 de octubre fue un punto de inflexión en la historia de nuestro país”, expuso.

Por otra parte, “en lo que hace a lo electoral, se va a hacer una mesa de conducción, un movimiento político y un lugar donde se articule la dirigencia política y lo sindical del peronismo” para las próximas elecciones, añadió Rodríguez.