El “Central no tuvo costos por la diferencia de pago de los que vendieron el grano, que será compensada con una Letra del Tesoro”, dijo.

El presidente del Banco Central, Miguel Angel Pesce, dijo que es posible cumplir con la pauta del 60% de inflación contemplada en el proyecto de Presupuesto 2023, debido a que para el próximo año no se espera “un shock externo ni están previstos cambios buscos en el tipo de cambio”.

“Por eso creemos que va a haber una desaceleración de la inflación”, dijo el titular del Central esta tarde al exponer en una reunión de la comisión de Presupuesto de la Cámara baja, en la que se analiza el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo.

Si bien la presencia de Pesce fue solicitada por el bloque de Juntos por el Cambio, cuando comenzó la exposición del presidente del organismo monetario se encontraban muy pocos legisladores opositores en la Sala 2 del Anexo C de la Cámara de Diputados.

Pesce señaló “como no está previsto un shock y ningún salto devaluatorio,” y que “los aumentos de demanda dejen de ser respondido por precios y pasen e ser respondidos con producción, vamos a tener una monetización más baja y por eso creemos que la inflación va ubicarse en el 60 por ciento”.

Sobre la tasa de política monetaria, al responder sobre el tema de las Leliqs, Pesce dijo que “si el BCRA no regula los pasivos monetarios, entonces la tasa de interés que pagan los bancos sería muy baja y eso afectaría los ahorros de los argentinos”.

También fue consultado por el diputado de izquierda Nicolás del Caño sobre el impacto del dólar soja y en ese sentido, Pesce dijo que para el “Banco Central no ha tenido un costo la diferencia de pago de los que vendieron el grano, que será compensada con una Letra del Tesoro.”

Fuente: Télam