Con gran expectativa, dio comienzo el Festival Villa María Vive y Siente, que regresó en su cuarta edición con propuestas de entretenimiento y aprendizaje para todas las edades. La apertura formal del megaevento cultural tuvo lugar en el Teatrino del Parque de la Vida, en un acto que encabezó el intendente Martín Gill a la par de demás autoridades municipales. De este modo, hasta el 10 de octubre grandes y chicos podrán disfrutar de la música, literatura, tecnología, teatro, deporte, robótica y múltiples experiencias para toda la familia.

Desde el escenario que se encuentra montado en el corredor cultural, el jefe comunal expresó: “Hoy es un día muy especial para nuestra ciudad, porque con más fuerza que nunca vuelve el Vive y Siente que vamos a llevar adelante con mucho entusiasmo y disfrutar en comunidad”. “Desde hoy y hasta el próximo lunes tendremos más de 500 actividades para todos los gustos que llegarán a cada rincón de la ciudad”, indicó.

Tras la apertura, la secretaria de Inclusión Social y Territorio, Celeste Curetti, apuntó: “Es una gran alegría poner en marcha esta nueva edición después de tantos años de verse interrumpida, porque se trata de una propuesta de alta calidad, diversa y multicultural”. También, la funcionaria detalló que “los espacios ya están siendo apropiados por chicos y chicas de las escuelas de la ciudad, que los comienzan a recorrer, y de modo simultáneo las actividades también se replican en los barrios”.

Por su parte, el titular de la cartera de Educación, Cultura y Promoción de la Ciencia, Rafael Sachetto, destacó: “El municipio ha definido como uno de los ejes de desarrollo de la ciudad a la cultura, entendiéndola como expresión fundamental para la comunidad”. En este sentido, resaltó que “el Vive y Siente viene a ratificar ese compromiso de la gestión mediante una tarea coordinada por todas las áreas del municipio, y hoy vemos esos frutos”.

Luego de la apertura formal del evento, las autoridades recorrieron junto a niños de las escuelas las muestras que ya se encuentran dispuestas en el Parque de la Vida. De este modo, realizaron el tradicional corte de cintas en la entrada principal de la Tecnoteca, donde se colocó un nuevo robot, y luego se dirigieron a los módulos permanentes de Mayor y Menor por el Ilustrador Chanti, a la carpa en homenaje a María Elena Walsh y a la muestra radicada en el Centro Cultural Comunitario Leonardo Favio, “Protagonistas de una cultura de paz”, creada por el Centro Soka de Mujeres por la Paz y auspiciada por el Centro Internacional Daisaku Ikeda de estudios para la Paz (CIDIEP).

Cabe recordar que en esta edición el festival se llevará delante de modo descentralizado y en este sentido se desarrollará tanto en el Parque de la Vida como en los distintos barrios de la ciudad. Es así que las múltiples llegarán a vecinos y vecinas a través de los Centros de Promoción Familiar (CPF), escuelas, centros vecinales y demás instituciones barriales.