Con el objetivo de dotar de mayor infraestructura a las calles de barrio Mariano Moreno, el municipio informó que lleva adelante intervenciones que contemplan la creación de cordón cuneta y pavimentación. El intendente Martín Gill recorrió la obra que marcha a buen ritmo. 

Lo hizo en compañía del titular de la cartera de Ambiente, Obras y Servicios Públicos, Omar Regueira, junto a quien inspeccionó el tramo de calle Fagnano donde actualmente se ejecutan las estructuras para el escurrimiento de aguas. Precisamente, la obra tiene lugar entre Costanera y Lanín en el trayecto ubicado detrás del predio que perteneció a AFUCO y donde ahora desarrolla sus torneos CAFU.

De este modo, mediante el trabajo realizado por la Secretaría de Ambiente, Obras y Servicios Públicos, “se busca controlar el anegamiento por aguas de lluvia y contribuir a la conservación de calles. En este sentido, la intervención prevé extenderse dotando de esta infraestructura vial a las calles Cardel, Tromen, Epuyén y Lolog”, informaron desde el municipio.

Asimismo, como parte de las obras que se desarrollan en el barrio, continúa en marcha la pavimentación de calle Sargento Cabral, una de las principales arterias que funciona como ingreso y egreso al sector. Así, se avanza en el hormigonado de la vía que será intervenida desde el cruce con calle 1º de Mayo hasta avenida Colón.

También sobre calle Calafate, continúa la obra de pavimentación. El proyecto contempla en su totalidad el hormigonado de cinco cuadras hasta avenida Salomón Gornitz, habiéndose ya culminado el trayecto que posibilitará el empalme con la ruta nacional 158, último sector a intervenir.

Además, las cuadras en obra contarán con el recambio de luminarias convencionales por luces de tecnología led, al mismo tiempo que se prevé dotar al sector de una mayor forestación, con el incremento de arbolado público, sumado a la incorporación de señalética vial.

Durante el recorrido por la obra en marcha, acompañó a las autoridades el subsecretario de Unidad Intendencia, Sebastián Panero.