La iniciativa reunió 132 votos a favor, 104 negativos, 4 abstenciones y 15 ausencias para modificar el sistema de boleta en las elecciones presidenciales y de legisladores.

La Cámara de Diputados aprobó esta noche de miércoles y envió al Senado el proyecto de ley impulsado por Juntos por el Cambio (JxC) y el interbloque Federal para implementar el sistema de Boleta Única de Papel en las elecciones presidenciales y de legisladores, que fue votado negativamente por el Frente de Todos (FdT).

El proyecto reunió 132 votos a favor, provenientes de la mayoría del arco opositor; 104 negativos, del Frente de Todos y otros aliados; cuatro abstenciones, de la Izquierda, y 15 ausencias.

En el inicio de la tarde, la oposición consiguió reunir un estricto quórum de 129 diputados con sus propios legisladores, ya que el FdT había anticipado que no bajaría al recinto porque consideraba que se trataba de un tema que no está en “la agenda de la gente”.

El quórum se conformó con 115 diputados de JxC -no estuvo presente el presidente del bloque de la UCR, Mario Negri, que padece coronavirus-, ocho del Interbloque Federal, dos de Juntos por Río Negro, dos de Avanza Libertad, uno del bloque Ser y uno de la Libertad Avanza.

Ante la ausencia del titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien integra la comitiva que viajó con el presidente Alberto Fernández a Los Ángeles para asistir a la IX Cumbre de las Américas, el plenario fue presidido por el vicepresidente del cuerpo, Omar De Marchi (PRO).

Durante el debate, el exministro del Interior y diputado del Interbloque Federal Florencio Randazzo dijo que el sistema electoral vigente “es confiable, pero es necesario cambiar el instrumento”, porque también para el robo de boletas “se requieren fiscales pagos, con lo cual las estructuras políticas de quienes son gobierno tienen ventaja en relación a los que no tienen manejo de gobierno, y la boleta única viene a suplir estos problemas”.

La diputada de izquierda Romina del Plá volvió a reclamar “un financiamiento total del Estado” y cuestionó el dictamen impulsado por bloques opositores porque “deja en manos de los jueces electorales un montón de resoluciones de la Boleta Única de Papel, lo que genera un alto grado de discrecionalidad y se induce el voto a lista completa”.

A su vez, el diputado de Juntos por Río Negro Luis Di Giacomo aseguró que “la Boleta Única de Papel es económica y ambientalmente una ventaja. Muchas veces dicen que si un sistema funciona bien no hay que cambiarlo, pero es cierto que la democracia necesita un perfeccionamiento, y alguna vez iremos al sistema de tachas o preferencia para no tener más las listas sábanas”.

En los discursos de cierre, el presidente del bloque PRO, Cristian Ritondo, señaló: “Nosotros queríamos la boleta única cuando fuimos gobierno y la queremos ahora. Las ventajas que tiene este nuevo instrumento sin dudas reflejan que es más transparente, económica, ecológica y es mejor para la gente”.

El proyecto establece que el sistema de Boleta Única de Papel se aplicará para las PASO y las elecciones generales para elegir presidente, vicepresidente, senadores, diputados y legisladores del Mercosur, aunque en estas últimas dos categorías solo aparecerán nombres y fotos de los primeros cinco candidatos.

Además se permitirá votar la lista completa y utilizar, si así lo autoriza el sistema electoral provincial, el esquema BUP, pero se deberá hacer en boletas y urna separadas; y se autorizará el voto por correo electrónico a los extranjeros que se aplicó hasta 2019.

El rechazo de oficialismo al proyecto fue puesto también de relieve durante las exposiciones de los funcionarios del Poder Ejecutivo que expusieron durante el debate en comisiones.

La secretaria de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Patricia García Blanco, aseguró que “desde el ’83 a la fecha las elecciones se desarrollan con total normalidad y no ha habido denuncias”; dijo que el sistema “ha dado pacífica alternancia a las distintas fuerzas” y consideró que con los planteos para cambiar el sistema “se pone en cuestión la legitimidad de todos los cargos electos”.

Fuente: Télam