“Hay alrededor de 600 nodocentes y estamos aspirando a cubrir 24 plazas en la planta nodocente, lo que alberga una posibilidad importante para personas con discapacidad en la ciudad”, dijo Enrique Bérgamo, secretario general de la UNRC. Hasta completar el cuatro por ciento, los ingresos serán alternados: una persona del orden de mérito con discapacidad, una del orden de mérito familiar y una del orden de mérito general.

El Consejo Superior de la UNRC homologó el acuerdo paritario con el sector nodocente que tiene por objetivo encaminarse con el cumplimiento del cupo para personas con discapacidad.

La ley de cupo busca garantizar el derecho al trabajo para este sector, facilitar su inclusión y la igualdad de oportunidades, para lo cual se debe destinar el cuatro por ciento de los puestos a discapacitados.

En este marco, el pasado 11 de mayo, la Comisión paritaria técnica para el sector, acordó el “Proyecto de selección e incorporación a la planta nodocente de personas con discapacidad”, lo cual se convirtió en resolución, tras la aprobación unánime en el Consejo Superior.

Se facultó a la Comisión de Atención a Personas con Discapacidad para elaborar los criterios de relevamiento e inscripciones, y la creación del registro y orden de mérito. Una vez establecidos estos parámetros, el tema volverá a la paritaria para que se definan las fechas de implementación efectiva.

Se definió que hasta completar el cuatro por ciento de la planta nodocente los ingresos serán alternados: una persona del orden de mérito con discapacidad, una del orden de mérito familiar y una del orden de mérito general.

El secretario general de la UNRC, Enrique Bérgamo, dijo que este es un tema que se viene trabajando en la Universidad desde hace muchos años y se mostró orgulloso porque se logró acordar un mecanismo de ingreso a la planta no docente.

“Se establecieron los criterios generales. No va a ser por concurso. Va a ser a través de un relevamiento, primero hacia adentro para ver cuántas plazas nodocentes están hoy ocupadas por personas con discapacidad certificada”, señaló el funcionario, al tiempo que puntualizó que como suman 600 los cargos nodocentes en la UNRC, corresponde que 24 estén destinados a personas discapacitadas.
Acotó que las evaluaciones se iniciarán en agosto de este año.

La primera relación laboral del aspirante seleccionado con la UNRC será con un contrato de locación de servicios, regido por las condiciones del convenio colectivo de trabajo.

Será por tres meses, periodo en el cual la Comisión de Discapacidad hará un seguimiento, para facilitar y solucionar las condiciones de introducción, adaptación y socialización.

Cumplido ese tiempo, o cuando se crea necesario, la Comisión de Atención a las Personas con Discapacidad elevará un informe con las opiniones de compañeros y autoridades del área en referencia al trabajo del aspirante.

Con ello, se dará por finalizada la experiencia laboral de la persona o solicitará la renovación del contrato para así dar inició a la etapa de evaluación del desempeño.

Con posterioridad, se procederá a la renovación del contrato inicial por otros tres meses, y luego la Comisión solicitará al jefe directo del aspirante y a sus compañeros de tareas una evaluación del desempeño, de acuerdo con las variables: nivel de presentismo y puntualidad; responsabilidad; conocimiento del área donde se desempeña; iniciativa; eficiencia, eficacia y creatividad; espíritu de colaboración; ánimo de superación; y corrección personal. Se puntuarán con la siguiente escala: 1 deficiente; 2 eficiente; 3 muy eficiente.

Si la evaluación realizada por el jefe y los compañeros tiene como promedio 2 o más puntos y se mantienen las condiciones de adaptación y socialización del primer informe, se procederá a su designación en la planta permanente nodocente, en la categoría inicial del agrupamiento correspondiente.