Con la participación de docentes de distintas carreras de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNRC, durante la semana pasada se realizaron los dos primeros encuentros del curso extracurricular de posgrado: “Repensar la enseñanza de las Ciencias Exactas y Naturales en la Universidad en la pospandemia”.

“Es un curso especialmente pensado para profesores universitarios del área de las Ciencias Exactas y Naturales. La idea es poner en común marcos teóricos que nos permitan revisar nuestras propias prácticas, reflexionar juntos y aprender cosas nuevas que nos ayuden a enseñar mejor”, expresó la Dra. María Gabriela Lorenzo docente de la UBA e investigadora independiente de CONICET, quien brinda esta propuesta de posgrado junto a la magíster en Educación y Universidad, profesora Teresa Quintero, docente del Departamento de Física de la Facultad.

Indicó que este curso se brinda en un contexto particular signado por el regreso a las actividades presenciales en los ámbitos educativos. “Presencialidad que necesita ser revisada a la luz de todos los aprendizajes que tuvimos durante la pandemia”, expresó Lorenzo.

En este marco, contó que en este curso de posgrado “estamos trabajando sobre la selección de contenidos, criterios que tomamos sobre los contenidos y, sobre todo, sobre los trabajos prácticos”. Sobre este punto, la docente e investigadora remarcó que “la naturaleza experimental de nuestras disciplinas nos exige tener ciertas actividades en los laboratorios, actividades prácticas y, el desafío es pensar sobre eso, cómo las reconfiguramos, cómo aprovechamos los recursos disponibles en la red, los entornos digitales, como se integra eso a la formación profesional de nuestros egresados”.

A la hora de repensar la enseñanza de la ciencia, la especialista dijo que hay que tener en cuenta la gran labor que hacen los docentes, su formación y el conocimiento que tienen sobre su disciplina, como así también sus experiencias como enseñante. Consideró que todo eso tiene que “ser nutrido por los aportes que pueda hacer la didáctica de la ciencia”, y agregó: “Aquí uno viene a colaborar, a mostrar las cosas que se hacen bien y cómo se explica eso desde los modelos teóricos para reflexionar sobre la propia práctica”.

Por otra parte, señaló que la idea es “ayudar a los docentes a hacer esa revisión y desarrollar ese metaconocimiento que les permita hacer los ajustes que consideren necesarios para lograr un mejor aprendizaje de sus estudiantes”.

Ciencia y aprendizaje

La Dra. María Gabriela Lorenzo recordó que la ciencia está en constante movimiento, por tanto, la enseñanza y el aprendizaje también. “Hoy los contextos cambian. Estamos en una sociedad con una cultura diferente y eso incide y permea en una realidad fluida como es la actual. Entonces siempre hay que estar revisando, esto es un movimiento continuo y constante”, indicó.

En este escenario de cambios permanentes consideró que es fundamental revisar los procesos de enseñanza-aprendizaje. En este sentido, dijo que “este tipo de cursos son fundamentales porque el docente universitario tiene una excelente formación disciplinar, pero en general, no tiene formación docente y, sin embargo, tienen que enseñar”, expresó.

“En la universidad también se enseña, hay que ser docentes y eso requiere de una formación especial, por eso me parece que este tipo de cursos son fundamentales para ayudar a los docentes de la universidad a ejercer su profesión acorde a las exigencias de los tiempos que corren”, concluyó la docente de la UBA.

Fuente: Área Comunicación Facultad de Cs. Exactas UNRC