Fue ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, que el martes puede dar dictamen favorable al proyecto para que sea expuesto a discusión.

El jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Juan Manzur y el ministro de Economía, Martín Guzmán, defendieron este lunes el acuerdo con el FMI ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado.

El martes puede dar dictamen favorable al proyecto para que sea expuesto a debate y sanción definitiva en un plenario previsto para el próximo jueves.

En debate está el Programa de Facilidades Extendidas para refinanciar la deuda de más de 44 mil millones de dólares tomada por el Gobierno del ex presidente Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2018.

La discusión continuará el martes con otra reunión de la comisión que se llevará a cabo desde las 14.

El jefe del bloque de senadores del Frente de Todos, José Mayans, anticipó, cuando cerraba la reunión de la comisión, que “la idea es darle despacho mañana y la intención es tratarlo el jueves” en el plenario de la cámara alta

De hecho, se llevó a cabo un encuentro al mediodía en el despacho del jefe del bloque, el formoseño José Mayans, en la que se comenzaron a buscar los consensos para que el tema tenga un apoyo fuerte, luego de que en Diputados el oficialismo votara dividido.

En ese sentido, se estaban realizando trabajos de coordinación entre el jefe de Gabinete y algunos gobernadores peronistas.

La reunión de la comisión, que se prolongó por más de cinco horas en en clima cordial entre oficialismo y oposición, comenzó a las tres de la tarde en punto con la presentación de Manzur, quien sostuvo que una mirada crítica contra el Fondo no puede ser un limitante para votar a favor.

El jefe de Gabinete también repudió los hechos vandálicos durante los que el jueves un grupo de personas destrozó los cristales de las ventanas del despacho de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y reclamó que el cierre de la negociación es necesario para la Argentina.

“Quiero expresar la profunda preocupación y rechazo a los hechos de violencia ocurridos el jueves aquí mismo, en el Honorable Senado, que han afectado directamente a la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. La violencia de ningún tipo puede ser aceptada como modo de acción cuando en la Argentina vivimos y respiramos una rica vida democrática”, dijo.

Manzur también destacó que “no hubiera recurrido al FMI” y recordó que el peronismo siempre “estuvo en desacuerdo con lo obrado por el Gobierno anterior como con lo actuado por el FMI”.

No obstante, mencionó que la Argentina “está en una instancia en la que necesitamos dar cierre a esta negociación” con el Fondo Monetario Internacional por el crédito tomado en 2018 por Macri por más de 44 mil millones de dólares.

“Todas y todos ustedes tendrán una respetable opinión personal y un análisis sobre el rol del FMI”, expresó Manzur, y sentenció que “una mirada crítica sobre el rol del Fondo no es razón para alentar el voto en contra en esta particular coyuntura”.

A continuación, el ministro Guzmán reiteró a grandes rasgos el mensaje que dio hace una semana en la Cámara de Diputados y celebró que “se discuta en el Parlamento” el acuerdo con el FMI.

Es un “proceso que nos enriquece”, dijo.

“No es sano que un Gobierno de turno pueda actuar sin un amplio respaldo”, dijo Guzmán, para luego enfatizar que una situación contraria “implica la posibilidad de seguir un camino muy nocivo para la Nación Argentina”.

Guzmán explicó que la situación compleja internacional, a raíz de la pandemia y el conflicto entre Ucrania y Rusia, produce “impactos significativos en los precios internacionales que impactan de manera directa en los alimentos en el país”.

En ese sentido, el entendimiento con el FMI permitiría, dijo, “construir certezas en un contexto de incertezas”, a partir de “poder contar con financiamiento para afrontar vencimientos acordados en 2018 y darle continuidad a fuerte recuperación económica que vive la Argentina”.

“En este plan no hay reforma laboral, no hay reforma jubilatoria. No hay reformas que quiten derechos. Buscamos reforma que dé lugar a crecimiento a nuestra economía”, remarcó.

Algunos senadores de la oposición, como el chaqueño Víctor Zimmermann y el entrerriano Alfredo De Ángeli, preguntaron por la posibilidad de un aumento de las retenciones en las exportaciones agropecuarias. Al respecto, Guzmán aseguró que “no hay ningún compromiso con el Fondo” sobre asunto.

“No hay ninguna cuestión en el programa sobre impuestos o derechos de exportación. Pero, después es el Gobierno nacional el que define las políticas económicas de manera amplia”, conjeturó.

Asimismo, reiteró que, a raíz de la situación bélica en Ucrania, la Argentina “enfrenta un shock de una magnitud difícil de encontrar precedentes”.

“No se está contemplando un aumento de los derechos de exportación en los granos: ni en el trigo, ni en maíz, ni girasol, ni poroto de soja y ni en los demás granos”, enumeró, aunque no mencionó ni a la harina ni al aceite de soja.

Junto a Manzur y Guzmán estuvieron el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y los titulares del Banco Central, Miguel Pesce, y de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont.

Fuente: Télam