Autoridades de la Facultad de Ciencias Humanas visitaron la cárcel local para dar continuidad a su programa educativo en contextos de encierro. El vicedecano, Cristian Santos, la secretaria Académica, Silvina Barroso, y el vicedirector del Departamento de Ciencias Jurídicas Políticas y Sociales, Pablo Salinas, se reunieron con el personal que se desempeña en el área de educación del sistema penitenciario para definir la continuidad del programa educativo interrumpido a causa de la pandemia.

Desde el área de Comunicación de la facultad explicaron que la acción se encuadra en una concepción clara: “La educación superior es un derecho, para el ejercicio de ese derecho en todo contexto se deben generar las condiciones que lo hagan posible”.

La propuesta educativa está pensada para que algunas de las carreras dictadas por la Facultad puedan ser seguidas por personas privadas de su libertad, procurando contener y a la vez mejorar las condiciones de su reinserción social.

Cabe destacar que hay unas 30 personas inscriptas, entre internos e internas, para este año 2022. Las carreras elegidas son Abogacía, Profesorado en Ciencias Jurídicas y Trabajo Social.
Estas nuevas inscripciones se suman quienes ingresaron en años anteriores.

Luego de reunirse con las personas encargadas del área educativa de la unidad penitenciaria, las autoridades se reunieron con 15 internos/as, intercambiaron inquietudes y expectativas sobre la propuesta educativa y acordaron acompañar con las herramientas adquiridas en los años de virtualidad las trayectorias académicas de las personas privadas de la libertad que decidieron cursar una carrera universitaria.