La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) adjudicó el primer tramo de la licitación para construir una nueva sede para la Aduana de General Deheza, con una inversión de 240 millones de pesos. Las obras comenzarán en mayo y se estima que finalizarán para el segundo trimestre de 2023.

La primera etapa consiste en la construcción del edificio administrativo sobre un terreno de cuatro hectáreas aledaño a la ciudad y un espacio semicubierto para la verificación de entrada y salida de camiones. “Las obras en la provincia de Córdoba comenzarán en mayo y se estima que finalizarán para el segundo trimestre de 2023”, informó ayer la AFIP en un comunicado.

Entre los principales complejos exportadores que despachan su mercadería por medio de la Aduana de General Deheza se encuentran el manisero, aceitero, lácteo, metalmecánico y frigorífico, mientras que por allí se importan bienes de capital, maquinaria agrícola y herramientas.

La Aduana de General Deheza fue creada en el 2010 y actualmente funciona en un edificio cedido por la municipalidad de esa localidad en el centro de la ciudad. Es una de las dos aduanas con las que cuenta la provincia de Córdoba como servicio al comercio exterior y posee jurisdicción geográfica sobre la mitad sur de la provincia, que abarca entre otras localidades a Villa María, Río Cuarto, Bell Ville y Marcos Juárez.

La segunda etapa del proyecto prevé incorporar un depósito de secuestro, caniles, áreas operativas de control y una zona de estacionamiento de camiones.