El Presidente abrió las sesiones ordinarias 2022 con un discurso donde repasó los logros de gestión y las perspectivas de cara al último tramo de su mandato.

Apenas comenzó su discurso, pidió realizar un minuto de silencio por el conflicto armado que sacude al este de Europa. En ese marco Alberto Fernández cuestionó “la ética de los poderosos”. “Otra vez la violencia bélica”, lamentó y condenó “la invasión de Rusia sobre Ucrania” que “alter la paz mundial”. Advirtió que “la guerra produce consecuencias sobre el país” pero fue optimista en que el período post pandemia se convirtió “en un tiempo bisagra para el país”. Luego hizo una evaluación de la historia reciente y llamó a “edificar un mañana más próspero”.

Además, afirmó que “enfrentar la inflación es el principal desafío que tiene el Gobierno”, y consideró que “hay datos y logros que indican una recuperación de la economía” en los últimos meses.

El mandatario señaló que el acuerdo con el FMI es “sin políticas de ajuste y con incremento del gasto real en todos los años del programa” y subrayó que el mismo “no contempla restricciones que posterguen nuestro desarrollo”.

“Esto nos pone en un camino transitable para nuestro país con mayor previsibilidad, certeza y visión de futuro, y con expansión en infraestructura e inversiones en ciencia y tecnología y en políticas sociales”, aseguró el Presidente.

Ante los legisladores, el Presidente afirmó que el país “avanzará definitivamente en la producción de vacunas contra el coronavirus” para fortalecer la economía de la salud, y anunció su intención de impulsar la producción en el sector de la defensa “potenciando la implementación del Fondef”.

Economía

El Presidente se refirió a la economía y destacó que 2021 terminó “con una recuperación del 10,3 por ciento del PBI” que permitió revertir la caída iniciada durante el macrismo.

“No detuvimos la obra pública con la pandemia y no la detendremos en el futuro”. “En 2021 pusimos en marcha la construcción de 85 mil viviendas en todo el país y en diciembre hemos entregado la vivienda número 30 mil”, precisó. Luego calificó a la industria “como un factor relevante”, elogió el crecimiento de la producción agrícola y las pymes. También destacó a la industria del petróleo y la minería como áreas “de generación de divisas” y mencionó que el primer sector, en diciembre pasado, “tuvo la mejor recuperación desde 2011”.

En materia de inversión social, Alberto Fernández destacó las políticas de contención y remarcó la importancia de los actores de la economía popular en la producción. Anunció que para este sector se impulsará un “monotributo productivo” que ayude a regularizar su situación.

Acuerdo con el FMI

“El nuevo acuerdo no acumulará nueva deuda a la ya tomada por el gobierno anterior. Es una refinanciación”, explicó el Presidente.

“Se usará dinero del propio FMI que empezará a pagarse dentro de 4 años y medio. Podremos utilizar ese tiempo para que semejante carga de deuda no detenga el crecimiento. El acuerdo no resuelve el problema de la deuda externa, pero da un paso importante en esa dirección. Se iniciarán los pagos en 2026 para terminar en 2034”, añadió.

El mandatario aseguró que, en el marco de ese acuerdo, “no habrá una reforma previsional. La edad jubilatoria no será alterada. Jubilarse es un derecho y se debe respetar a rajatabla”.

Remarcó también que “este acuerdo no doblega nuestra soberanía. Somos nosotros los que decidiremos nuestro futuro” pero “debimos extremar nuestros esfuerzos”.

Objetivos para los próximos años

El presidente marcó cuatro “objetivos realistas” para los próximos años:

1) “Podemos crear anualmente, solo con la ampliación de la matriz productiva, al menos 200.000 puestos de trabajo de calidad en el sector privado”.

2) “Podemos poner en marcha 10.000 nuevas empresas por año”.

3) “Podemos reducir la inflación año tras año, de modo sostenido y paulatino”.

4) “Podemos alcanzar y superar los 100 mil millones de dólares de exportaciones sumando bienes y servicios”.

Ciencia y Tecnología

Alberto Fernández anticipó este martes que en los próximos días enviará al Congreso Nacional el proyecto de Ley del Plan Argentino de Ciencia y Tecnología 2030 que fue debatido y concertado con los actores de la comunidad científica, universitaria y productiva del país.

“Uno de los grandes objetivos del presente año será iniciar un enorme proceso de federalización de la ciencia. Agregar valor, fortalecer las cadenas productivas con modernas tecnologías allí donde está la producción primaria permitirá abrir numerosas fuentes laborales”, señaló. 

Educación

“Cada peso invertido en educación es un peso invertido en el futuro de la Argentina”, señaló.

Entre los anuncios mencionó que el Gobierno seguirá “construyendo nuevos edificios, dotando de equipamiento y de toda la infraestructura necesaria, con un Programa especial para nuevos jardines de infantes”; construirá “100 edificios integrados para la Educación Técnica Profesional y mejorará la infraestructura existente” y continuará “con el Programa de Infraestructura Universitaria”.

“Tenemos un Plan para multiplicar la Conectividad en las escuelas y un plan para expandir la tecnología informática para nuestros niños, niñas, jóvenes y nuestros docentes” sumó el mandatario. Y detalló: “En los próximos 90 días brindaremos conectividad a 2.700 escuelas que no tenían” mientras que “para el resto de 2022 tenemos previsto conectar 10.000 escuelas más”.

También “vamos a comenzar a distribuir computadoras a nuestros y nuestras docentes de las escuelas primarias de gestión pública”; “vamos a construir 3000 aulas digitales para los chicos de nivel inicial: esperamos construir 7000 más en 2023”; y “entregaremos más de 8 millones de libros de lengua y matemática a 3 millones 600 mil estudiantes y docentes de nivel primario, de escuelas públicas”.

Infraestructura

Respecto a la infraestructura, Fernández dijo que “el objetivo es multiplicar y distribuir oportunidades en el territorio” y en ese sentido “la obra pública es una de las principales palancas para realizar un país más integrado, más desarrollado y más justo”.

“Para el 2023 vamos a haber construido 144 mil viviendas, habremos otorgado 120 mil nuevos créditos para la construcción o refacción de viviendas y alcanzado en total 264 mil soluciones habitacionales”, detalló el Presidente. También dijo que el Gobierno también está activando y renovando líneas ferroviarias de pasajeros en todo el país y realizando obras de infraestructura en 8 aeropuertos, así como sumando nuevas ciudades al sistema SUBE.

Entre los anuncios de infraestructura mencionó además que la construcción de “un sistema de gasoductos que es uno de los proyectos más importantes para la estabilidad macroeconómica”. 

Adelantó que “el gasoducto que llevará el nombre de nuestro siempre recordado Néstor Kirchner tendrá 1.000 kilómetros y demandará una inversión de 2.500 millones de dólares”.

YPF y ARSAT

El Presidente también destacó que el gobierno “recuperó YPF”, que tuvo “uno de los mejores años desde 2012”. En 2021, precisó, se invirtieron 2.700 millones de dólares, mientras que en 2022 las inversiones aumentarán un 40 %. 

Respecto a ARSAT, el jefe de Estado confirmó que “estamos finalizando la actualización de la Red Federal de Fibra Óptica para incrementar 10 veces la capacidad del tráfico de banda ancha”. Además, señaló: “Relanzamos nuestro plan geoestacionario con la construcción de ARSAT SG-1 y hoy anuncio la construcción simultánea de un segundo satélite, ARSAT SG-2, para la exportación de servicios de valor agregado en América del Sur y brindar soluciones de conectividad en banda ancha”.

Ambiente

En materia medioambiental, Alberto Fernández se refirió a “los eventos climáticos que estamos atravesando y sus catastróficas consecuencias”, como lo ocurrido en la provincia de Corriente, donde el 10 por ciento de su superficie total fue destruida por el fuego.

En este sentido, anticipó que habrá “mayores recursos” para el Servicio Nacional de Manejo del Fuego. “Además de comprar centros de operaciones móviles, transportes y otros insumos, mejoramos las bases de Chubut, Misiones y San Luis, y ampliaremos el sistema de alerta temprana”, precisó.

También se enviará una “modificación de la Ley de Bosques Nativos” y un proyecto de Ley de Presupuestos Mínimos de Evaluación Ambiental, que tendrá el objetivo de “establecer criterios aplicables a todo el territorio nacional para proveer un piso de protección ambiental”.