El conflicto que paralizó el transporte interurbano todo el fin de semana por la medida de fuerza de 96 horas, se extendió este partes por 24 horas más a la espera del depósito de los salarios a los choferes.

El servicio se encuentra resentido desde el viernes y las negociaciones entre las partes no llegó a buen puerto el lunes por la noche. En ese marco, la Aoita prorrogó el paro del servicio por 24 horas. La medida de fuerza comenzó a partir del minuto uno de este martes 9 de febrero. De esta forma, la paralización del servicio sumará 120 horas. El encuentro entre Aoita y los empresarios se fue demorando a lo largo del día comenzó pasadas las 21.

«En la audiencia del día de la fecha se nos informó que la Secretaría de Transporte de la Provincia ya cuenta con los subsidios provinciales y nacionales. Por lo que intimamos a que los salarios sean abonados de manera urgente en las próximas 24 horas. En virtud de ello y atento al carácter alimentario de los haberes, la Comisión Directiva de Aoita conjuntamente con el cuerpo de delegados decidió prorrogar la medida de fuerza por 24 horas a partir del minuto uno del martes», remarcó un comunicado que el gremio dio a conocer en la noche del lunes.

El titular de Aoita, Emiliano Gramajo, expresó este martes que «lamentablemente, no tuvimos la posibilidad de llegar a un acuerdo. No hubo ningún tipo de propuesta, solo un enfrentamiento entre el Gobierno provincial y las empresas. El Gobierno provincial aduce que las empresas tienen los fondos para pagar los salarios Los empresarios dicen que no los tienen y que necesitan los subsidios provinciales y nacionales para pagarlos. Fue solo una discusión entre las partes y tanto nosotros como los ciudadanos, seguimos en el medio».

Además, advirtió que «Extendimos la medida por 24 horas más, porque queremos que lo más rápido posible se solucione.  Podríamos haber extendido el paro por más tiempo».

Por su parte, desde la Federación de Empresarios del Transporte (Fetap) confirmaron que los fondos nacionales se encuentran en manos de la Provincia y que esperan que este martes se destrabe el pago para descomprimir el conflicto de los interurbanos. «Los fondos están por lo cual mañana (por este martes) se les pagaría a los trabajadores. Ni bien ingresen los subsidios, cancelaremos los salarios», aseguró Alejandro Ugalde, representante legal de Fetap.

Vale destacar que la medida de fuerza afecta desde el viernes pasado a los pasajeros de localidades del interior, Gran Córdoba y algunas empresas con servicios de larga distancia. Por el momento, los trabajadores de la empresa Buses Lep es la única que decidió retomar el servicios, custodiado por efectivos policiales.

Aoita reclama el pago de los haberes de enero y lo que resta del aguinaldo a los empresarios del transporte.