La CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) realizó un análisis del primer finde xxl activo desde marzo, post cuarentena. En este fin de semana largo, 530.000 turistas y 700 mil excursionistas viajaron por el país. Los turistas gastaron 3.927 millones. 

Si bien este movimiento fue muy significativo para el sector turístico, aun así la actividad fue baja. Desde la CAME resaltaron que eligieron destinos cercanos, económicos, y se trasladó un 26% menos de gente de la que lo hubiera hecho en condiciones normales.

Además, expresaron que en este “finde XXL” el gasto promedio diario fue de $1950 por visitante y una estadía promedio de 3,8 días, las empresas vinculadas al sector recibieron ingresos directos por $3.927 millones.

A eso se suman unos 700 mil excursionistas que se desplazaron con viajes diarios y cortos por el territorio nacional. Con un consumo promedio de $985 cada uno, se desembolsaron $689 millones. Entre turistas y excursionistas el dispendio total ascendió a $4.617 millones.

Hubo protocolos diversos y estrictos en todos los espacios donde ingresaron turistas. Estas restricciones también condicionaron o impidieron que más gente viajara y se movilizara. Sumado a eso, las consecuencias económicas que dejó el  Covid-19 y que impactaron negativamente en las familias argentinas.