El equipo de la comisión de Mujeres Empresarias CECIS Río Cuarto llevó a cabo una encuesta que evidencia el impacto que ha tenido la pandemia en la vida de las mujeres, cuáles son sus necesidades y su perspectiva para el 2021.

La encuesta fue llevada a cabo entre el 25 de Septiembre y el 2 de Octubre del 2020, a través de preguntas cerradas y abiertas, utilizando la aplicación Google Forms. La misma tuvo un alcance de 382 respuestas provenientes principalmente de Río Cuarto, abarcando desde los 18 años de edad en adelante y de todos los rubros y formas laborales. Los ejes de análisis propuestos fueron: familia y entorno, educación, trabajo, sociedad, impactos positivos y negativos, perspectiva y detección de preocupaciones y necesidades.

El 61% de las mujeres valoró como muy afectada su rutina, el 77% tuvo que cambiar horarios de trabajo y el 75% le dedicó más tiempo a las tareas del hogar.

Las mujeres que más se han visto afectadas tienen entre 36 y 55 años, mientras que las que han visto su rutina poco o nada afectada tienen más de 56 años. En el resto de las edades (de 18 a 35 años) hay un equilibrio entre Muy afectadas y Poco afectadas.

Si analizamos por rubro, en primer lugar y con amplia diferencia, el rubro más afectado es el Académico (71% de Muy Afectado) y con ninguna respuesta de Nada Afectado, luego el comercio (66% de Muy Afectado), en tercer lugar Servicios (62% de Muy Afectado), mientras que el rubro Industria se ve menos afectado (58% de Poco y Nada Afectado).

A las mujeres que son Jefas de Hogar les afectó en mayor medida la rutina (67% de Muy Afectada), en comparación con las que No son son
Jefas de Hogar (56% de Muy afectada). Dentro de las Muy Afectadas, el 60% tuvo que restarle horas a su trabajo, mientras que el restante 40% no tuvo que restarle, pero sí sumarle (disponibilidad 24/7, de allí viene la Mucha Afectación). El 80% tuvo que dedicarle más horas a las tareas del hogar y tuvieron a cargo niños o ancianos. El 87% de las Muy Afectadas tuvo que incorporar nuevas tecnologías.

El análisis y confección del reporte le permitió al equipo llegar a las siguientes conclusiones:

  • La pandemia, si bien tuvo un fuerte impacto negativo, tuvo aspectos muy valorados tales como unión familiar, nuevas valoraciones de vida, más tiempo para adquirir nuevos conocimientos y habilidades, nuevas prioridades y la incorporación de hábitos saludables, introspección, embellecimiento y cuidado del hogar, entre otros.
  • Se incrementó la demanda en formación y desarrollo profesional y personal.
  • En cuanto a los impactos negativos, la mayoría de las mujeres han visto muy afectada su rutina, teniendo que restar horas a su trabajo debido a las necesidades del hogar, y otras han tenido que sumarle horas al trabajo, lo cual evidencia la necesidad de reorganización
  • Se profundizó la desigualdad en oportunidades de género, por la que ya se viene luchando hace muchos años; las mujeres siguen estando limitadas en sus oportunidades laborales, pero no por sus aptitudes, capacidades o intelecto, sino por la sobrecarga de tareas que culturalmente se le asignan en el hogar y en la familia. Esto denota una necesidad de organización en la distribución de tareas y beneficios gubernamentales que impulsen la equidad de género.
  • Preocupa la situación económica a futuro, en la ciudad y en cada hogar.
  • Preocupa también el estado del sistema sanitario y la falta de responsabilidad social.
  • Se observa la necesidad inmediata de incorporar tecnología y conectividad, ya que no fueron suficientes los recursos disponibles en cada hogar.