SADOP presentó ante el Consejo Federal de Educación y ante las Cámaras Empleadoras, tanto en el orden nacional como provincial, una serie de recomendaciones administrativas y pedagógicas en la búsqueda de soluciones para regular la actividad docente en la excepcionalidad.

La intención del gremio es procurar una reorganización del trabajo a distancia ya que su falta de regulación ha
impuesto una sobrecarga laboral que está afectando la salud de los docentes, según los resultados que arrojó
una encuesta nacional del que participaron más de 8000 trabajadores de la educación del sector privado.

Gerardo Bernardi, Secretario General de SADOP Córdoba, manifestó al respecto que “Necesitamos que se respete la Jornada Laboral, normal y habitual de cada docente. Es que trabajamos muchas horas de más, no tenemos
libre ni sábados, ni domingos, ni feriados. Estamos todo el día preparando y dictando clases, redactando informes, respondiendo las consultas de padres y alumnos y participando de reuniones institucionales. No hay organismo que resista.” expresó.

La organización también reclama que los dueños de las instituciones educativas brinden capacitación y formación en las TIC (Teconologías de la Información y de la comunicación), para que los docentes puedan agilizar y mejorar sus tareas, y además dispongan de un asistente virtual para evacuar dudas y consultas de aquellos docentes que lo necesiten.

«Después de casi dos meses de educación remota, aun esperamos un plus compensatorio para recuperar los gastos ocasionados por el uso de la energía eléctrica, datos móviles, equipamientos e internet. En este sentido, creemos absolutamente imprescindible un plan nacional de equipamiento tecnológico y de conectividad», concluyó Bernardi.