La candidata a intendenta del Frente de Izquierda Guadalupe Fantin se pronunció ante el caso del cura que coordinaba el programa PIT en la escuela de Banda Norte – que funciona junto a la capilla San Pantaleón -, quien fuera separado de su cargo por una denuncia de abuso en otra localidad previo a ocupar dicho cargo.

“En primer lugar, es fundamental que se avance sin demoras en la investigación por la causa de abuso que la justicia había cerrado y ahora por el valiente testimonio de una de las víctimas tuvo que volver a reabrir”. 

A su vez, agrego que “El Ministerio de Educación de la Provincia había puesto a este cura a coordinar el espacio educativo en Banda Norte y si bien ahora se lo separa porque la denuncia se hace pública y toma carácter nacional, muestra una estrecha relación entre la Iglesia y el Estado. ¿Por qué tiene que ser un cura quien coordine un espacio educativo público?»

Por último, dijo que “Esto es un ejemplo más de la urgente necesidad de la separación de la Iglesia del Estado. Que un cura coordine un espacio educativo público demuestra la injerencia de la Iglesia en el Estado, cuestión que venimos denunciando desde el Frente de Izquierda. El año pasado, nuestra compañera legisladora y actual concejala por la Ciudad de Córdoba Laura Vilches demostró cómo la Iglesia no sólo se beneficia de las exenciones impositivas de propiedades sino que incluso lo hace realizando actividades con fines de lucro en las mismas. La separación entre Iglesia y Estado será este 8 de marzo una de las banderas que levantaremos desde Pan y Rosas junto al Frente de Izquierda. Desde nuestro espacio proponemos separar la iglesia y el municipio en todos sus órdenes”.