Manuel Schneider, coordinador del Consejo Social de la UNRC, explicó que las acciones que se están llevando adelante consisten en articular los proyectos que está desarrollando la Universidad en el territorio, ya sean proyectos de investigación, de extensión, prácticas socio-comunitarias, la Universidad Barrial y otras iniciativas, con las organizaciones e instituciones del medio con el objetivo de dar respuestas a las demandas y necesidades de los vecinos de distintos barrios de la ciudad.

“En este sentido estamos tratando de darle fuerza a esa articulación con la ciudad por medio de los CIFOD-Centros de Investigación, Formación y Desarrollo que dependen de la Secretaría de Planeamiento y Relaciones Institucionales de la Universidad2, dijo Schneider. 

Cabe recordar que un CIFOD es una “red institucional de equipos académico-científicos de múltiples disciplinas, que se articulan a partir de una problemática en común. Es un modo de organización, un espacio de intercambio de conocimientos diversos, vinculados con una temática en particular. Un espacio de encuentro para fomentar procesos de formación, de investigación y de vinculación social”.

Schneider agregó que “hemos implementado como estrategia hacer del Consejo Social una ventanilla permanente para receptar pedidos y demandas de organizaciones e instituciones sociales de tal mal manera de dar alguna respuesta desde las posibilidades que tiene la Universidad”. Y destacó que “si en el Consejo Social recibimos una inquietud de los barrio por medio de sus instituciones nos reunimos con los distintos secretarios y llevamos una actividad; un ejemplo, en el Barrio Obrero en la Escuela Quechalén y en relación con el tema perros y mascotas se hizo una actividad con los graduados sobre tenencia responsables de mascotas”.

Schneider señaló que “las necesidades son variadas, en el caso de la educación la problemática que se está trabajando es principalmente la deserción escolar, trabajando en este sentido con instancias municipales y provinciales para hacer acciones en conjunto”.

Respecto a la mesa política dijo que “se están concretando acciones con intendentes y referentes del Gobierno provincial que hicieron demandas de modelos productivos y actividades de capacitación y actualmente el Consejo Social de la UNRC y el Consejo Económico Social de Río Cuarto están en el diseño de estrategias de capacitación”.
En el tema de medio ambiente el CIFOD calidad de vida está tratando de poner en marcha varios proyectos en los barrios.

Subrayó que “la experiencia del Centro Integrador Comunitario-CIC del Alberdi tiene más trayectoria de articulación con la Universidad y el Consejo Social, allí se están dando los talleres de cuidadoras domiciliarias con la participación de gente de la Facultad de Ciencias Humanas, del Observatorio de Derechos Humanos y con muchos profesionales no vinculados a la Universidad. Es una actividad Ad honorem con la participación de fisioterapeutas, pediatras y otros profesionales”.

“En el mismo sentido tenemos ya una demanda del territorio que involucra los barrios Mujica, Jardín Norte e IPV. El SEDRONAR nos hizo un pedido para que pongamos en funcionamiento el mismo taller en dicho sector”, expresó.
“Otro esfuerzo de articulación entre la Universidad y las organizaciones del medio se refleja en una acción que se llevó adelante en Barrio Privado Norte donde se trabajó en una importante biblioteca. Para ello se hizo el contacto con docentes y estudiantes de la carrera de Bibliotecología de la Escuela Normal, a quienes se sumaron estudiantes de la Facultad de Ciencias Humanas. Ahora se sumó la Escuela de San Pantaleón. A la vez esta estrategia se vinculó con acciones de lectura que se llevaron a cabo en el Cotolengo. De esta acción participaron integrantes del Normal, de la Escuela San Pantaleón y de la UNRC”.

Sostuvo que las prácticas socio-comunitarias que llevan adelante los estudiantes universitarios son fundamentales y ponderó la alta participación del claustro estudiantil en labores solidarias. “Ellos te llevan por delante” para hacer cosas, dijo. “Además ese estudiante va a ser un profesional diferente porque se está formando en el terreno, en la práctica”.

“A su vez ahora tenemos un mayor participación de graduados, algo bastante bueno y que no era tan común”.
Detalló que este lunes se reunieron en el Barrio Islas Malvinas en el comedor comunitario donde trabaja “Bety”, una referente barrial de muchos años, donde se desarrolla el Programa ATAJO. El objetivo fue conocer las acciones desarrolladas por cada grupo y pensar acciones en común. De la reunión surgió el festejo del día del niño con la participación de varios grupos de la UNRC, organizaciones del territorio (comedor, la escuela, la parroquia, entre otras).

Fuente: Dirección de Prensa y Difusión UNRC