Durante los últimos días, se sumaron más casos y localidades afectadas. Desde la Provincia, se intensificaron los controles en la zona y se proveyó de medicación al municipio.

El Programa de Zoonosis -dependiente del Ministerio de Salud de la Provincia– informa que hasta la fecha hay 232 casos notificados de triquinosis, en el marco del brote iniciado en Canals. No ha habido casos de gravedad y no hay internados actualmente.

La mayoría de los casos (169) se concentraron en esa localidad; pero también se registraron casos en Río Cuarto (5), Pueblo Italiano (10), La Cesira (4), Marull (4), Viamonte (22), Alejo Ledesma (5), Benjamín Gould (3), Colonia Bremen (4), ciudad de Córdoba (1). También se registraron cuatro casos en Venado Tuerto (Santa Fe).

Cabe aclarar que en la ciudad de Río Cuarto se detectaron además otros tres casos de triquinosis, que están relacionadas a un brote en la provincia de San Luis.

Las investigaciones y acciones de control fueron emprendidas oportunamente por Zoonosis, la Dirección General de Fiscalización y Control del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia; el SENASA; Bromatología y la Secretaría de Salud de la Municipalidad, apenas fueron notificados los primeros casos.

En ese marco, desde las áreas pertinentes, se realizaron operativos de decomiso, interdicciones de animales y retiros de alimentos de góndola, entre otras acciones, para evitar otros focos infecciosos.

Asimismo, el Ministerio de Agricultura y Ganadería intensificó los controles en comercios no solo de Canals, sino también de localidades cercanas. La cartera productiva desarrolla un riguroso cronograma de fiscalización y control en contacto permanente con las áreas bromatológicas locales.

En tanto, el Ministerio de Salud continúa con la investigación epidemiológica tendiente a identificar la fuente de infección y las personas posiblemente expuestas, para una atención oportuna. Se brinda asesoramiento a los equipos locales y se está proveyendo al municipio con medicación para los tratamientos.

Además, se articula con los demás organismos de control para fortalecer las acciones de prevención y control.

Es oportuno mencionar que no se descarta que sigan sumándose casos debido a que el período de incubación de la enfermedad -es decir, desde que se consume el alimento hasta la aparición de síntomas- puede ser de hasta 45 días.

Es fundamental que ante cualquier síntoma -fiebre, dolor muscular intenso, dolor de cabeza y dolor e hinchazón alrededor de los ojos, diarrea y vómitos- las personas no se automediquen y concurran sin demora a un centro de salud. La consulta no solo permite acceder a un diagnóstico y tratamiento oportuno, sino que también puede aportar información a la investigación epidemiológica.

También es importante extremar los cuidados a la hora de comprar carne de cerdo y otros subproductos: verificar rótulos y etiquetas, no consumir choripanes en puestos no habilitados y recordar que la salazón y el ahumado de las carnes no son suficientes para destruir los parásitos presentes.

Fuente: Prensa Río IV Gob. CBA