El ministro de AgroIndustria de la Nación Ricardo Buryaile, acompañado del subsecretario de Recursos Hidricos Carlos Bereciartua y del secretario de Agregado de Valor Nestor Roulet visitaron ayer Laboulaye y se reunieron con productores de la zona y con autoridades municipales.

La visita se efectuó con el objetivo de dialogar con productores, representantes de entidades agropecuarias y vecinos de la ciudad y la región en general, para intercambiar información acerca de la problemática de los excedentes hídricos que afectan al sur de Córdoba.

Los funcionarios fueron recibidos por el intendente municipal de Laboulaye, César Abdala y los mandatarios de La Cesira y Rosales, Jorge Ryan y Miguel Inglada; el legislador departamental, Fernando Palloni; el secretario General, Alejandro Delmédico; el presidente del Concejo Deliberante local, Mariano Proietti y más integrantes del legislativo, como Javier Ceballos y Clara Raspo, al igual que del ejecutivo, con el secretario de Desarrollo Social Diego Rodríguez a la cabeza y el presidente de la Sociedad Rural de la ciudad, Dino Garimanno. A estos se les sumaron el diputado nacional por Córdoba, Javier Pretto y el candidato a la banca en la Cámara Baja e intendente de Jesús María, Gabriel Frizza;

El Ministro Buryaile confirmó la decisión política y económica de realizar las obras necesarias para solucionar el problema del agua en el centro del país, tanto para el sur de Córdoba como para La Pampa, Buenos Aires y Santa Fe. En este sentido ya están adjudicadas las obras de la primera etapa de un plan integral que llevará dos o tres años ejecutar.

“Después de tantos años de desinversión estamos iniciando un proceso de obra pública, porque lo que está pasando en materia hídrica no es culpa de este Gobierno. Desde el momento en que asumimos, decidimos empezar a trabajar en la política agropecuaria y dentro de la misma están las causas estructurales. Venimos del canal San Antonio, donde el Gobierno de Mauricio Macri está trabajando 160 kilómetros para tratar de aliviar la situación”, dijo Buryaile.

Por su parte, el subsecretario de Recursos Hidricos Carlos Bereciartua, destacó que se priorizaron primero las obras estructurales que tenían proyecto y remarcó que “tan así fue que la primera licitación del (río) Salado la hicimos en septiembre del año pasado y eso nos permitió firmar los contratos hace cuatro meses. Por el agua no fue posible iniciar el trabajo hasta hace unos diez días, pero hoy el Gobierno Nacional ha comprometido para la Cuenca del Salado unos mil millones de dólares”.