General Cabrera. En el hospital Amaro Eliseo Sastre ayer el intendente Marcos Carasso dejó inaugurada la obra de remodelación de la sala de partos con una inversión de 60 mil pesos. 

El intendente de General Cabrera, Marcos Carasso, el director del Hospital Municipal Dr Pablo Pognante y el secretario de salud de la Municipalidad de la ciudad de General Cabrera, Dr Daniel Giorcelli, presentaron ayer las remodelaciones de la sala de partos y el quirófano del hospital Municipal de General Cabrera, Dr Amaro Eliseo Sastre. Con una inversión de $60.000, se rediseñó el conjunto de aberturas de los espacios para mayor comodidad y reducción de riesgos para el recién nacido.

«Hoy es un día muy importante para la salud de nuestra ciudad fundamentalmente para la parte pública, enmarcado en la Semana del Corazón hoy inauguramos una sala de recepción, resaltamos la importancia de la salud pública para nuestra gestión», dijo Marcos Carasso. Además destacó que «nuestra prioridad es que aquel vecino que se llegue al hospital se sienta atendido de la mejor manera».

Las mejoras se realizaron ante el pedido del área de pediatría del Hospital, que observó el incremento del número de partos que se atienden en la ciudad. Mientras la estadística histórica indica que 3 ó 4 niños nacían en el nosocomio de General Cabrera, hoy la demanda subió a 17 niños por mes.

«Se ha logrado hacer una sala de recepción nueva que es común al quirófano y a la sala de parto, que tiene una ventana con un sistema de guillotina, donde el bebé queda totalmente calefaccionado a la misma temperatura de sala o del quirófano, la sala cuenta con doble recurso de calefacción, es mucho más cómodo, es una obra que teníamos la necesidad de hacerla hace un tiempo atrás y hoy es una realidad», indicó el director del Hospital Pablo Pognante.

Por su parte, el secretario de salud de la Municipalidad de la ciudad de General Cabrera, Dr Daniel Giorcelli comentó que «esto es siguiendo siempre la premisa que tenemos desde el ejecutivo, de tratar de optimizar la salud pública y que toda la gente que se atienda en el hospital tenga exactamente las mismas condiciones de atención que la parte privada».