Córdoba. Ante el recorrido organizado por vecinos y la Asamblea Santa María Sin Basura por los predios en que el gobierno pretende instalar el basural de CORMECOR y por la planta TAYM, el Legislador provincial del Frente de Izquierda Ezequiel Peressini se hizo presente y manifestó: «Hoy vinimos a inspeccionar el predio donde el gobierno de la provincia y la municipalidad quieren instalar la planta de disposición final de residuos sólidos urbanos, próximos a la localidad de Santa Ana. Los vecinos nos mostraron que las pendientes, escorrentías, vientos y características topográficas del predio elegido evidencian que si aquí se quiere depositar toda la basura de Córdoba y varios municipios más por 30 años lo único que provocaran es más desastre ambiental. Por eso venimos exigiendo la paralización de todas las obras referidas a CORMECOR y la declaración de la emergencia ambiental para que junto a asambles y comunidades afectadas podamos elaborar un plan sustentable con los Residuos Sólidos Urbanos. Lamentablemente hoy faltaron a la cita los funcionarios del gobierno, los principales responsables del desastre ambiental en la provincia.»

En relación a las instalaciones de TAYM, el dirigente de Izquierda Socialista informó: «TAYM está clausurado hace meses y todavía muestra los daños provocados por las inundaciones y emana el mismo olor que las plantas industriales químicas. Esa empresa en manos del grupo empresario Roggio es la que hasta el momento oculta los resultados de los análisis que mostraron que el agua contaminada llegó al canal Los Molinos-Córdoba y que el mismo empresario dueño de Aguas Cordobesas distribuyó para el consumo de agua potable para el sur de la ciudad.»